2021 en Remitee: crecimos por dentro y cambiamos por fuera

  • Categoría de la entrada:Novedades
  • Tiempo de lectura:7 minutos de lectura
  • Autor de la entrada:
<b>Thalia Reyes</b>
Thalia Reyes

Especialista en soporte y éxito del cliente, coordinadora del programa de Remiteros

Hoy queremos invitarte a recorrer cómo fue el proceso de cambio de identidad de marca, o rebranding, que realizamos en Remitee. El rebranding se refiere a un cambio y, por lo tanto, involucró diferentes acciones vinculadas a la modificación de la identidad de marca. Algo que nos recordó al proceso que viven las personas migrantes cuando deciden dejar sus hogares, y que guarda relación con otro proceso: la adaptación.  

Comenzamos el año con un montón de desafíos por conquistar, y sentíamos que la manera en que comunicábamos, no representaba quiénes éramos. Empezamos a trabajar junto al equipo de Marcas que Marcan que, con su método, nos acompañó a hacer un proceso de inmersión, reflexión y co-creación que dió por resultado no sólo nuestra nueva identidad de marca, sino también claridad sobre nuestro propósito y un camino para construir a lo largo de los años.

Fortalecer la escucha

El primer paso en este proceso nos llevó a escuchar activamente a las personas. Queríamos conocer más sobre los desafíos, los sueños, las motivaciones y las diferentes realidades que viven las personas migrantes. Para esto, se realizaron entrevistas con personas de diferentes países: Bolivia, Perú, Chile, Haití, Colombia y Venezuela, entre otros.

Las diferentes conversaciones nos permitieron conocer sus necesidades reales, descubrir cómo envían dinero y qué sienten al estar lejos de casa, entre otros aspectos. Sabemos que las personas migrantes pasan por situaciones difíciles al llegar a un nuevo destino, tanto en el plano personal como laboral, y queríamos encontrar indicios para saber cómo, desde Remitee, podíamos apoyarlas.

Combinando datos estadísticos con historias reales, logramos conocer con mayor profundidad cómo viven, sienten y piensan las personas migrantes de diferentes comunidades, y cómo se vinculan con sus seres queridos a la distancia. 

Construir el propósito de la empresa

Con la información recolectada en el punto anterior, atravesamos un proceso de reflexión en equipo para definir cuál es la razón de ser por la que nació Remitee, qué busca transformar, en qué se diferencia de otras empresas. Nos dimos cuenta que nuestro propósito es hacerle más fácil la vida a las personas migrantes y decidimos alzarlo como bandera.

“Cambiar la marca nos obligó a hacer una pausa y pensar por qué hacemos lo que hacemos, me hizo reconectar con el propósito de Remitee. Fue como volver a nacer.” cuenta Eduardo Hamel, Fundador y Director Comercial de Remitee.

De acuerdo a un artículo de las Naciones Unidas, la adopción de la tecnología digital por parte de los trabajadores migrantes y sus familias, facilitó las transferencias de dinero durante el 2020. Las estadísticas muestran que el monto enviado con tecnología móvil aumentó un 65% en ese año, para alcanzar 12.700 millones de dólares. Además, la digitalización es más económica que las transferencias de efectivo y ha reforzado la adopción del dinero móvil, lo que promueve la inclusión financiera de los migrantes y sus familias. 

De esta forma, logramos entender que nuestro rol es ser un puente, que Remitee es capaz de lograr un impacto positivo en la sociedad y, a través de una aplicación en el celular, podemos ayudar a muchísimas personas, de forma fácil, segura y conveniente. Apostamos a contribuir a que cada vez sean más personas las que participen del sistema financiero de una manera más justa y equitativa. Una vez que ganamos esa claridad, llegó el momento de reflejar nuestros valores en una nueva identidad de marca. 

Crear una identidad de marca que nos represente

Todo lo que se trabajó desde la estrategia se trasladó, finalmente, a la identidad de marca. Ésta implica no sólo cambiar nuestro logotipo, sino también elegir nuevos colores, estilos, imágenes, e incluso, cómo nos comunicamos con nuestros seguidores en los diferentes canales de comunicación que tenemos.

Se buscó resaltar y reafirmar los valores latinoamericanos a través de una marca que haga honor a los países de la región. Elegimos hacerlo desde una perspectiva de diversidad, generando afinidad y cercanía con las diferentes colectividades. Queríamos mostrar que, nosotros también, somos un equipo conformado por personas migrantes o vinculadas a familias migrantes. 

Para estos fines, decidimos enfocarnos en los siguientes atributos:

  • Hablamos tu mismo idioma: conocemos tu realidad y queremos brindarte soluciones reales.
  • Somos rebeldes con causa: desafiamos las normas de una industria obsoleta.
  • Atendemos a las personas: nuestros clientes no son números, son seres humanos que viven distintas realidades.
  • Simple y al punto: no nos complicamos en la manera de expresarnos, queremos que todos nos entiendan.
  • No transferimos dinero, transferimos valor: el dinero es solo un medio para lograr que las personas tengan una mejor calidad de vida.

Nuestro foco principal gira en torno a las personas, tanto nuestros clientes como nuestro equipo. Por eso decidimos construir un logotipo que pueda tener vida propia, que pueda moverse y avanzar, de la misma manera en que lo hacen millones de personas que dejan sus países para construir un mejor futuro.

“Si bien el nombre permanece, hicimos un gran trabajo reflexionando y re-discutiendo sobre la identidad de Remitee, cómo queremos mostrarnos ante los migrantes, cómo les queremos hablar, etc.. Para mí fue algo muy movilizador, con muchas emociones, ya que yo también había estado en el proceso anterior. Estoy súper contento y orgulloso con la nueva marca.” expresa Sergio Saravia, CEO de Remitee.

La R de nuestro nombre tomó protagonismo, compuesta de modo tal que sus patas unen a dos partes separadas. Buscamos mostrar que somos el puente entre quienes se encuentran distanciados geográficamente, pero siguen estando siempre cerca.

Crear una identidad de marca que nos represente

Finalmente, todo lo que fuimos trabajando se concretó en una nueva identidad de marca. Pero, para nosotros, este cambio no representa sólo una nueva identidad. Este proceso de rebranding de Remitee refleja un esfuerzo por trasladar a una marca, la experiencia integral que representa cada gestión y cada contacto, con cada persona migrante. 

Cambiar la manera en que nos mostramos, responde también a buscar una forma más representativa de reflejar nuestro crecimiento. Durante el 2021 logramos:

  • Expandirnos a más de 11 nuevos países: Paraguay, Perú, Brasil, México, Uruguay, Colombia, Venezuela, Haití, Estados Unidos, países de Europa y Senegal.
  • Sumar a 20 personas a nuestro equipo, de diferentes nacionalidades, para brindar un mejor servicio a nuestros clientes.
  • Creamos una nueva app con mejores funcionalidades (que pronto estará disponible para descargar desde el Play Store y el App Store)
  • Nos aliamos con organizaciones con las que compartimos valores: junto a Incami estamos asesorando a personas migrantes de diferentes comunidades para que puedan ayudar a sus familias a través de nuestra App y nos sumamos a diversas iniciativas del programa Hola Argentina, impulsado por Ashoka, en donde fuimos mentores de emprendimientos de migrantes y Sergio Saravio, nuestro CEO, fue orador en el evento internacional Changemakers Summit 2021.

“Es un año tremendo, muy vertiginoso por todo lo que hicimos y desafíos que enfrentamos. Además de crecer en Argentina y Chile, empezamos el proceso de lanzamiento en España, el segundo país más importante del mundo para los migrantes Latinos. También, abrimos nuestra infraestructura de pagos para que otras empresas de pagos también usen nuestras capacidades y puedan brindar un mejor servicio a sus propios clientes. Y para acompañar el crecimiento del impacto positivo que está generando Remitee en las comunidades migrantes, casi triplicamos el equipo.” cuenta Sergio

Nuestro compromiso con crear herramientas fáciles, seguras y convenientes para que millones de personas migrantes puedan ayudar a sus seres queridos, crece día a día. Seguiremos trabajando para brindar un mejor servicio, de personas, para personas.

“Logramos todo lo que nos propusimos y nada de lo que habíamos planeado. Este año fue un pivote para convertirnos en una nueva organización, con más fundamentos, con más argumentos y un futuro espectacular.” concluye Eduardo.

¿Qué te pareció nuestro cambio de imagen? Queremos escucharte.